No resistas al mal.

 En la aceptación, primero te rindes a ti mismo, aceptando los bloqueos y las debilidades. Cuando uno hace eso y cuando uno es honesto consigo mismo, inmediatamente, la otra fuerza toma lugar y nos enfrenta, nos da un golpe directo en la cabeza. Está ahí visible, tangible, y entonces nos rendimos a esa fuerza. Eso es lo que quiere decir “Hágase Tu Voluntad”.

Gururaj_expresionSe dice “no resistas al mal”. Pero si viene un hombre y te quita tu casa, no quiere decir que te sientas y digas “quítamelo“, no. Si alguien viene a destruir aquello que es lo mas cercano a ti, no debes decir “eso es un mal, no debo resistir” y dejar que las cosas continúen, no.

El mal que no ha de ser resistido, son las fuerzas negativas que hemos creado en nosotros mismos. Y la mejor manera de no resistir ese mal, es aceptarlo en nosotros mismos y decir “esto es”.

Y una vez que lo aceptas, es como un juego de pelota, cuando juegan al béisbol estos americanos y la pelota es lanzada con fuerza por el lanzador, el que la agarra en el otro extremo no intenta atraparla de una forma rígida, pues se haría daño en las manos.

Pero cuando jugamos nosotros los ingleses, jugamos al cric y le damos a la mano un poco de flexibilidad. Das un poquito de flexibilidad a la mano para que vaya hacia atrás, y la fuerza, la velocidad, la potencia de la bola no sea sentida con tanta intensidad, y se hace más fácil. No estás resistiendo la fuerza.

Así, el mal que no ha de ser resistido es el reconocimiento de nuestras propias debilidades, ¿y qué vamos a hacer sobre ellas?, eso como dije antes es el paso nº 2.

Gururaj_con_discipulos_charlandoAhora, para repetir otra vez, haciendo estas cosas creamos un aura. Recordad una cosa con toda seguridad: Que todo lo que ves, que todo lo que hay a nuestro alrededor, esta mesa, estas flores, tu, yo, la silla… todo, todas las cosas, incluso Savita y Guita, Amrit, Robert, todos nosotros, estamos irradiando algo todo el tiempo.

El mecanismo humano, no el grosero, denso, físico, sino el cuerpo sutil del que hablamos, irradia esta fuerza, esta emanación. Esa emanación está coloreada por todas vuestras positividades y por todas vuestras negatividades. Y eso puede ser muy fácilmente sentido por la otra persona.

La mente o el intelecto no requiere sentir eso, automáticamente lo sientes. Encuentras a una persona e inmediatamente te gusta. Conoces a otra persona y te sientes repelido, ¿porqué?, no es porque tenga un traje negro o un traje azul, o porque no sea guapo o bien parecido, o tiene un corte de pelo y … cosas de estas. (Risas). La vida tiene tanta gracia, y sabéis el dicho “cuando necesitas un corte de pelo, el peluquero aparece”… Cuando el discípulo está preparado, el Maestro aparece.

Todas las cosas, todos nosotros, estamos irradiando un aura, estamos emanando una energía sutil (un aura no es otra cosa que energía) y esa energía atrae una cantidad de energía similar.

Continuar leyendo

IFSU

Speak Your Mind

*