La vida es un arte.

A través de las prácticas de meditación, una persona es guiada de manera sistemática, paso a paso, desde el nivel consciente de su mente, a través de las diversas capas del subconsciente, hasta que alcanza esa capa del supraconsciente, donde no hay otra cosa más que equilibrio, silencio y quietud.

La Biblia dice, “Permanece quieto y conoce que yo soy Dios”. Solo al alcanzar ese nivel reconocerás a tu Ser Real.

GR_painting_web03
Debido a nuestros condicionamientos nos observamos como seres humanos corrientes, con tantas faltas y debilidades. Cuando nos sumergimos en esta energía, esas faltas y debilidades pueden usarse como herramientas. Con una pala puedes cavar una tumba, y con la misma pala puedes cavar los cimientos de una magnífica catedral. ¿Os dais cuenta?. Pero el arte reside en usar las herramientas, porque la vida no es una cosa mecánica.

La vida es un arte, y no es que tengas que vivir artísticamente, sino reconocer que la vida es un arte. Cuando puedes apreciar la Divinidad, cada vez que respiras, cada palabra que dices, contiene una fuerza y un poder que alterarán las circunstancias.

Por eso decimos, ” Ama a tu prójimo como a ti mismo”. ¿Qué vas a ganar con ello?, tu prójimo te va a amar a ti como respuesta. Te haces amante para generar la cualidad de poder se amado.

GR_painting_web05Todo revierte sobre ti, negativo o positivo, tu escoges. Esa pequeña mente consciente que juega empleando tantos trucos, puede usarse para escoger aquello que te traerá la paz.

Tenemos las herramientas que nos pueden guiar a encontrar esa paz y ese gozo, lejos de la turbulencia de las olas de la superficie, en la calma y profundidades del océano, bajo la superficie.

Porque tu no puedes destruir las olas de la superficie, pero sí puedes llegar a darte cuenta, de que las olas y la superficie están hechas de la misma agua.

Así, hay un cambio total de actitud, cuando aceptas las olas de la superficie como parte de la existencia relativa, mientras te das cuenta al mismo tiempo de la existencia absoluta que tu eres. Llegas a vivir en ambas esferas de forma simultánea. En ese momento empezarás a apreciar las olas del océano. Las olas del océano pueden ser altas, pero, ¿no son hermosas para un surfista?.

 Ir al principio

 

Speak Your Mind

*