El criterio de valoración.

Una acción que desde el exterior puede parecer mala, puede ser en realidad buena.

Preatams_day1

Por ejemplo, imaginaos que yo estoy sentado en mi oficina, pasando consulta a una mujer que está histérica, y le doy una bofetada; tu estás pasando por fuera y lo ves, y dices-! !Oh, Guruji es un hombre muy cruel!,!pega a las mujeres!,!eso está muy mal! -. La persona que está pasando junto a la ventana no sabe por qué se hizo eso; era para sacar a esa persona de la histeria, para calmarla y así que lo que tenga que decir esa persona no esté fuera de lugar.

¿Cuál es el factor determinante de tu opinión como observador ahí?. El factor determinante es tu juicio, tu actitud acerca de lo que has observado. ¿Cual es el criterio para una verdadera valoración?. El criterio para una valoración correcta es la motivación.

Preatams_day01
Hubo un guru iluminado que fue a la cárcel veinte veces. Toda la ciudad y la provincia donde vivía decían, “que hombre más terrible, y ¿es un iluminado?,!ha ido a la cárcel veinte veces!”. Los que estaban cercanos a él le decían, “guruji, no te metas más en problemas”.

El fue a la cárcel por cosas pequeñas, por ejemplo, había pasado por una pastelería en la ciudad y había cogido un pastel cuando vio que la policía estaba allí; había tirado una piedra a una ventana asegurándose que un policía estaba cerca, para que pudiera ser arrestado, ¿por qué?.

Un día uno de sus discípulos más cercanos le dijo- Gurumaharaj, sabemos cual es tu estado, !estás tan cerca de Dios!, sin embargo, mira lo que la gente dice.

El guru respondió –¿y que pasa con esa gente que está en la cárcel?¿, ¿Cómo voy a llegar hasta ellos?. Ellos me necesitan más que vosotros. Cuando me encierran enseño, y llevo a esos convictos a un estado de realización que cuando salgan de la cárcel les convertirá en gente maravillosa, ¿pensabas que yo necesitaba ese bizcocho o cualquier otro pastel?.-

Preatams_day2
Motivación, esa es la palabra clave. Despues de todo, ¿cómo podemos juzgar a un hombre iluminado?. Solo aquellos muy cercanos a él realmente lo conocían. Todo el mundo le llamaba mala persona cuando estaba en la cárcel, sin embargo, ¿cuanto mal hizo?. Para repetirlo, no es la acción, es la motivación detrás de la acción lo que es importante; y ese debe ser el criterio que todo el mundo se debe aplicar a sí mismo.

Cuando le dijeron a ese guru lo que la gente decía, él contestó: “yo haré mi trabajo, no importa lo que los otros digan, yo estoy haciendo mi dharma”.

Continuar leyendo                                                                                         Ir al principio

Speak Your Mind

*