La fe

79154En el colegio, el profesor da una fórmula de matemáticas. ¿Cómo sabes qué es la fórmula correcta para ese problema? Os creéis su palabra. Vas el médico, te da un frasco de medicina y te la tomas, puede ser veneno, pero tienes fe en el médico, me ha dado la medicina y debo tomarla. ¡Fe!

Todo en esta vida está basado en la fe y la confianza. Los mayores negocios se hacen a la hora de comer y sólo se firman después, y una semana más tarde la secretaria los escribe a máquina.

Todo está basado en la fe y la confianza. Te fías de tu marido, te fías de tu mujer, sin esas cualidades no puede haber felicidad, y el chela tiene que desarrollarlas.

imagesEl guru siempre tiene fe: “¡este chico es un poco viajero pero todo irá bien, porque tiene fe de forma innata, la ha cultivado durante muchas vidas. Es un poco travieso, es un payaso, ¡qué salte un poco! le vendrá bien el ejercicio, ya se calmará!”

Por lo tanto, fe y confianza traen esta comunión, y como culminación ésta entrega al otro, que es amor, y el amor es Dios.

Tengo algunos discípulos en esta habitación que en este momento darían su vida por mí, y yo de igual modo. Mirad qué bello ejemplo dio Cristo cuando lavó los pies a sus discípulos, ¿qué significa?: que yo no soy más grande que tú. Tú eres lo mismo que yo, eres uno como yo, si me sirves también te sirvo. Es un camino de dos direcciones, ese es el lazo. Una vez que el lazo entre el guru y el chela se fortalece, entonces realmente te unes ha dios. ¡Verdaderamente sencillo! Sólo hay que desarrollarlo.

bigstock-freedom-woman-happy-and-free-o-45243658A veces la gente se sale del camino, se da un golpe en la cabeza y vuelve. Eso sucede en el mundo de la relatividad, donde todo es posible, porque si los opuestos no estuviesen ahí, este mundo no existiría. Eso es lo que hace que el mundo gire.

 

Pero aquellos que están en el camino de la espiritualidad, aquellos que quieran alcanzar la Divinidad tienen que ser héroes ¡Tenéis que saltar! Es muy fácil saltar a lo conocido, pero requiere coraje saltar a lo desconocido y, ¡ahí, es donde está la aventura y el gozo, en lo desconocido!. ¡eso es gozoso! Si vas a escalar una montaña, la ruta habitual no es tan divertida. Hace muchos años, cuando yo hacía alpinismo, siempre tratábamos de descubrir una vía nueva para ascender la meseta, era divertido aventurarse.

Por lo tanto, la vida es una aventura. La búsqueda de Dios es una aventura; de lo pequeño conocido a lo vasto desconocido y cuando te vuelves uno con eso, ¡entonces realmente sabes!web meditaya

Speak Your Mind

*