El juicio

fulness(6)Un conejo y un león fueron a un restaurante.

maxresdefaultVino el camarero y el conejo pidió una lechuga. Entonces el camarero preguntó: “¿Qué vas a pedir a tu amigo el león?”“No, nada para el, porque si fuese un león de verdad, yo no estaría aquí. Solo es un actor”.

Así es como la mayoría de las personas viven en este mundo. Viven y actúan en lugar de ser su ser original. Prefiero a un ladrón que reconoce que es un ladrón, que tiene la honestidad de decir que es un ladrón, que tener un obispo que realmente no es un obispo sino un verdadero ladrón. Honestidad, sinceridad.

El hecho es que no sabemos como juzgar, y no deberíamos juzgar. El verdadero juicio surge del interior de la persona para el mismo, por si mismo y por ninguna otra cosa. Cuando dices que otra persona te impone negatividad, ¿quién eres tú para juzgar que esa persona es negativa?. Quizá es lo que hace falta en el esquema divino de las cosas. En ese momento puede que parezca difícil y duro, pero lo que importa es el resultado final.

Continuar leyendo

Speak Your Mind

*