Diferencia entre “no-apego” y “despego”

http://www.dreamstime.com/royalty-free-stock-photography-panoramic-photo-sky-clouds-image26614047Desapego quiere decir que te haces indiferente, indiferente al mundo; te recluyes, te retiras del mundo.Esto en la mayoría de los casos es escapismo. En mis viajes por los Himalayas y por diversos ashrams del mundo he visto gente desapegada.

Todos esos yogis, sadhus y ascetas no eran más que escapistas que no podían enfrentarse a la vida, al mundo; no podían manejar sus problemas y esa era la salida fácil.

Hubo una época en la India en la que había seis millones de Sadhus. Ellos los llaman Sadhus, yo los llamo parásitos. Viven del esfuerzo de otros, no quieren trabajar, y viajan mendigando su comida.

De los seis millones puede que seis fueran sinceros, el resto eran enfermos. Eso es escapismo, desapego. Como no pueden manejarse en la vida, se desapegan del mundo.

3f90966d82322f711b44453deaf170e0Lo que nosotros queremos es “no-apego”. Formar parte del mundo, comer tres veces al día, amar a vuestra mujer y a vuestros hijos, estar próximos a ellos, etc. Tienes todas las ataduras pero no estás emocionalmente apegado. Esto es lo que quiere decir la Biblia cuando dice: “Estar en el mundo pero no seáis del mundo”. No quiere decir que huyáis. Significa venir, estar en el mundo, pero sin apego (el énfasis está en otra parte).

Porque si todo el mundo empezara a huir de este mundo lo que sucedería es que las ciudades se quedarían vacías y se construirían otras nuevas en la jungla. Por lo tanto, seguir viviendo aquí, en el mismo sitio. El hombre no puede escapar de si mismo y un cambio geográfico no ayuda.

79154En el “no-apego” nos enfrentamos a nuestros problemas, tratamos de encontrar soluciones, y si somos suficientemente sinceros, las soluciones aparecen. Porque no hay ningún problema que no tenga la solución en sí mismo. La solución de cada problema está incorporada en su estructura, está contenida en el problema.

El no-apego a las ataduras, no significa no tenerlas, sino verlas objetivamente. Cuando las observamos de forma objetiva, olvidamos la mayor maldición que pesa sobre la cabeza de la humanidad, que es “mi y mío”. “Esto es mío”…, como si fuese realmente nuestro.

De hecho estamos aquí de prestado, de vacaciones. Ni siquiera nos pertenecemos a nosotros mismos, pertenecemos al Todopoderoso. El ego asume toda supremacía y dice “yo”, pero esto es sólo una idea, y las ideas son un producto del funcionamiento de la mente, las crea la mente.

azul2Este pequeño yo, al que llamo “yo”, causa todo esto de “mi y lo mío”, lo cual es una idea de la mente. Cuando nos damos cuenta de eso, comenzamos a reconocer que el mundo no gira a nuestro alrededor.

Pero curiosamente es lo que piensan muchas personas, y la causa de todos sus problemas es suponer que todo gira a su alrededor: “todo lo que pasa me sucede a mí”… ¿Qué mí?. Por eso hay tan poco amor en este mundo, ¿por qué todo es “mí” y no “tu”?. Cuando comenzamos a actuar y a comprender el significado de nosotros, entonces no hay “mí” ni “mío”. Todo eso es el apego innecesario al que damos tanta importancia.

Continuar Leyendo

Speak Your Mind

*