Grados en el despertar.

Aunque los discípulos fueron completamente devotos al hombre, fallaron en su devoción al Espíritu; erraron en dirigir su devoción a la Conciencia.

Fue más tarde, despues de una reflexión profunda, cuando descubrieron que el hombre al que habían estado tan próximos era esa Conciencia. Reconociéndolo solo cuando sufrieron crucifixiones más grandes que la de Jesús.

jesus-e-a-saidaJesús no sufrió al ser crucificado, lo aceptó; porque siendo esa Conciencia no se preocupó por su mente o su cuerpo, “porque Yo y mi Padre somos uno”.  Eso fue lo que realmente sucedió, cuando su mente y su cuerpo atravesaron la agonía de la crucifixión, en su desesperación dijo: ”Padre, ¿por qué me has abandonado?”.

Cuando los conceptos yo y tu fueron quemados en el fuego de la agonía, solo entonces realizó la verdad: Yo y mi Padre somos uno.
El sufrimiento de la crucifixión de los discípulos fue mucho más intenso, porque al no estar iluminados, sufrieron con la mente y el cuerpo.

Aunque en sus agonías algo les fue revelado: descubrieron que realmente, con quien se había relacionado, no era el hombre que frecuentaba las casas de prostitución, las tabernas, a los fariseos y las casas de los usureros, no, ese no era el hombre con el que se habían relacionado. Y cuando descubrieron cuan cercanos estuvieron a esa Conciencia que todo lo abarca, cuando eso se les mostró, sólo entonces realizaron lo que el Cristo y la Conciencia significaban. En ese momento comenzaron a enseñar.

St_PaulRecordad a Saúl, más tarde llamado Pablo, que estaba en contra de Jesús hasta que tuvo una visión en el camino de Damasco, ¿cual fue la visión?, ¿qué ocurrió para recibir la iluminación a través de un odio tan extremo?.

Una historia similar la encontramos tambien en otras escrituras: Ravana odiaba tanto a Rama, que no podía sacarlo de su mente; incluso a través del odio, estaba estrechamente conectado a Rama, recibía el influjo poderoso de su Gracia o Gurusakti. Finalmente cuando realizó lo que Rama representaba, se iluminó en un instante.

Hay muchos caminos que pueden llevaros a la verdadera Revelación, pues el odio no es más que el amor dirigido en una dirección diferente. Cuando alguien me odia, tambien sé que me ama, y cuando mayor es su odio, sé que está tratando de equilibrar la profundidad de su amor por mí. Si amas profundamente, en esa misma medida puedes odiar, no hay diferencia. Es la misma energía que trabaja todo el tiempo.

Continuar leyendo                                                                                         Ir al principio

Speak Your Mind

*