Despertando a la verdadera vida.

Durante la vida de Jesús, ninguno de los discípulos alcanzó la iluminación, mientras él vivió sólo un hombre fue iluminado, y ese hombre fue Lázaro.

1919364_151838646960_5162797_nLázaro no fue resucitado de la muerte física, su resurrección significa que fue despertado, fue llevado de la oscuridad a la luz; esa fue su iluminación: traerlo a la vida.

Mucha gente en este mundo, como en el mundo de aquel tiempo, no son sino muertos vivientes, creen estar vivos y sin embargo están muertos.

Al menos que vivas en tu totalidad, no eres más que un muerto, porque estás muerto al espíritu. La mente y el cuerpo pueden funcionar, pero eso no es la vida.

Jesús dijo: “Yo soy la Vida”. Con ello se refirió a despertar a la Conciencia que es la Vida.

Cristo dijo: “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”. Con sus palabras no se refería al hombre Jesús, sino a esa Conciencia, que es el Camino en la Vida, pues esa Vida es la Verdad.

No existe nada digno de poseer excepto la Verdad, y cuando la poseemos sabemos lo que es la Vida.

 Continuar leyendo                                                                                       Ir al principio

Speak Your Mind

*