Nuestra voluntad es voluble

Gururaj_dibujos_manosNuestra voluntad es voluble, pero si la entregamos a la Voluntad Divina por el proceso de la meditación, cada acción en nuestra vida se encamina automáticamente a la vía correcta. Automáticamente somos felices; florecemos en una plenitud.La flor emana toda su fragancia sin diluirse en la polución, y disfruta, y disfruta.

El libre albedrío no fue creado, es una emanación o proyección de la Voluntad Divina. A través del proceso que ha atravesado esa manifestación o emanación, ha reunido polvo y porquería a su alrededor con los que ha cubierto la Voluntad Divina. Trabajar según la Voluntad Divina es vivir una vida natural: pero debido al libre albedrío hemos transformado una vida natural en una vida artificial.

El cuerpo, como una bella flauta, es solo una caña hueca, un trozo de madera. Necesitamos desarrollar la actitud de que la Divinidad reside en todo y que no es nuestra voluntad sino la SUYA la que cuenta. Entonces la música que fluye a través de la caña hueca se hace placentera no solo para ti, sino para los que están a tu alrededor. Ese es el propósito de la vida.

Entregar el libre albedrío a la Voluntad divina es como arrojar un kilo de sal al mar, donde se disuelve y no se puede recuperar. Permites que funcione el mar, no la sal.

Speak Your Mind

*