Cuando enfocamos nuestra atención en Cristo, Buda o Krishna

Gururaj_priya_123Cuando enfocamos nuestra atención en cualquiera de los personajes de las grandes religiones maestros –gurús, maestros reales o espirituales– estamos abriendo nuestros corazones, y al abrir el corazón penetra la fuerza universal.

Se utiliza una imagen del gran maestro solamente como punto de enfoque. Este proceso puede reunir esa fuerza y el Gurushakti en una unión donde hay un fluir directo. De esta forma, la imagen actúa como palanca.

Algunas veces un problema difícil de resolver, comparable a un gran bloque, se puede mover el bloque más grande, si dispones de una vara lo suficientemente larga. Contemplar el objeto de tu devoción, o un ideal escogido, actúa como palanca o como si encendieras la radio. Esto empieza normalmente con una concepción mental, que reside en el interior de uno mismo, y llega al núcleo interno de nuestro ser, haciendo que nos sintamos mejor inmediatamente.
Unido a esta concepción llega el reconocimiento de que “yo no estoy solo”. Nos damos cuenta de que este cuerpo y esta mente no son lo suficientemente fuertes para tratar el problema. Pero: “No estoy solo, hay alguien conmigo, y con esta doble fuerza puedo hacerlo”. Es la vieja historia del manojo de palos. Un palo solo se puede romper, pero si se ata con otros y se forma un manojo, es más difícil romperlo.

 

Speak Your Mind

*