La Elección de Maestro-Discípulo (Guru-Chela).

Pregunta: Jesucristo dijo en la Biblia a sus discípulos: “No me habéis escogido vosotros a mí, sino que os he escogido yo a vosotros”. En nuestro caso, ¿te he hemos escogido, o nos has escogido?

La verdadera motivación del maestro.

El crecimiento de la semilla depende de sí misma, y reventando la tierra atrae hacía sí todos los elementos y minerales que requieren para crecer.

Ir más allá de las condiciones

Si vais a algunos de los asrhams de la India, no se os permitirá cuestionar al Guru. El puede hacer lo que quiera, tu sólo tienes que tener fé en él, aunque sea un condenado sinvergüenza. Eso es fé ciega y yo jamás os lo recomendaré.

Interpretación verdadera.

Nosotros enseñamos a descubrir la Conciencia que está en nuestro interior y en la que no existe amigo que pueda transformarse en enemigo. En ella sólo hay esa comunicación de corazón a corazón, con todas las crueldades, bondades y maldades.

Interpretación errónea.

La misión de un Maestro es compartir la Conciencia que se ha manifestado en él, y eso lleva su tiempo.

Despertando a la Verdad.

Si os acercáis a una luz deslumbrante, podéis quedaros ciegos. Sólo los que miran desde lejos son capaces de ver algo.

Esa es la auténtica razón por la que un profeta verdadero nunca es reconocido en su país y en su tiempo.

La relación Guru-chela.

El discípulo no escoge a su Guru, es el Guru quien elige al discípulo. Solamente cuando el discípulo está preparado puede conocer al maestro.

Grados de realización de los que están cercanos al Maestro.

Los que están cerca de un sabio, de un hombre santo, atraviesan un sufrimiento mayor que los que están lejos de él.