¿Nos protege Dios?

 

Pregunta: ¿Protege Dios a la gente?

Gururaj: Podemos preguntarnos, ¿debería él proteger a la gente?, ¿qué motivo le has dado a la divinidad para que te proteja?, ¿de qué te tiene que proteger?, ¿estás realmente en peligro o es el llamado peligro solamente una interpretación de la mente?

Scan 39

Ahora bien, si la protección fuera necesaria, eso mostraría no sólo una debilidad del hombre, sino también de Dios, porque el que tiene que protegerte sabría de tu peligro y teniendo conocimiento de tu peligro, él mismo participaría del peligro.

Así pues, si no sabes antes qué es el peligro, no puedes llegar a reconocerlo. Un niño se acerca al horno y muy inocentemente lo toca. El niño no sabe que el horno le quemará. ¿Por qué? Por su inocencia; su pureza.

Pero el Dios del que yo hablo, no es sino una fuerza divina, una energía neutra, que ni protege, ni perdona, ni castiga, ni premia. Eso es la divinidad: una fuerza neutra. De eso es de lo que estoy hablando.

Aún así, existe la protección. Entonces, ¿qué es lo que te protege? Esa es la pregunta. Muchas veces, te encontrarás en una situación en la que, por ejemplo, puedes llegar a tener un accidente y, sin saber por qué, simplemente, giras, tomas otra carretera y el accidente no se produce. ¿Quién ha hecho eso? Tú, tú mismo, tu ser más elevado:  ese ser que hay en ti, que está más allá de la mente consciente y analítica, la mente que evalúa los pros y los contras, que está mas allá, en un nivel más sutil de la mente, la mente elevada. Esa es la que te da la protección o habilidad intuitiva de alejarte del peligro. Aunque tiene que ver con esa energía que llamamos Dios, porque esa energía está en todas partes -como hemos dicho una y otra vez-, es tu ser elevado el que te protege

Scan 42Por tanto, si el hombre quiere estar protegido todo el tiempo, eso es algo que está en sus manos si alcanza a tocar los niveles más elevados y sutiles de su propia mente. El nivel mas fino y sutil de la mente es de una naturaleza tan pura que, al alcanzarlo, sus energías comienzan a fluir. En otras palabras, estás activando el hemisferio derecho del cerebro y permitiendo que las energías de ese hemisferio influyan en las capacidades analíticas del hemisferio izquierdo. Así pues, alimentándote de esa fuerza que está en todas partes, estás automáticamente siendo protegido

El camino espiritual está hecho de esto. Nosotros no merecemos ninguna protección. No podemos demandar protección. Pero si hemos llegado a tocar la fuente de la mente sutil, entonces la protección está ahí de manera automática. El hombre actuará de una forma tan espontanea, que estará protegido sin ni siquiera ser consciente de esa protección. Porque si ha tomado la carretera adecuada para su camino, no tropezará con accidentes.

global_371034262

  IFSU

Speak Your Mind

*