Lotería.

Pregunta: La pregunta es: ¿cómo opera el karma? Por ejemplo, todos los domingos se celebra el sorteo de lotería y todos los domingos alguien gana un montón de millones. Y uno puede decir: vale, su karma era ganar estos millones, pero ¿cómo funciona ese karma como para que las diferentes bolas coincidan con sus números y resulta que le toca?

Gururaj: Creo que tú tienes un interés personal en eso, ¿verdad? Este domingo te doy una serie de fórmulas para operar con las bolas…

Bueno, pongámonos algo más serios. El karma opera en la esfera relativa de la vida. Más allá de la esfera relativa de la vida no hay karma y nada te puede afectar. Todo el concepto del karma viene de los Vedas de la antigua India. Y, en India, el concepto ha hecho más mal que bien. La gente dice: “oh, Dios me lo dará, si está en mi karma“. Y entonces se convierten en unos malditos perezosos: los campos se quedan sin arar y las industrias permanecen improductivas. Y esa es una de las razones por las que existe tanta pobreza en la India.

loladerek-decora-tu-espacio-zen-06

Aunque hay un plan divino que tú no puedes cambiar, sin embargo, el plan resultante de la libre voluntad de la mente humana, que está basado en el karma, puede ser alterado. Porque en lo que al ser humano se refiere, el karma es una tendencia. Dentro de ello se encuentra esa ley que todos conocemos tan bien de que “lo que siembres, cosecharás”. Es cierto. Si plantas patatas, no puedes recoger cebollas. Si plantas patatas, habrá patatas. Esa es la tendencia. Pero ¿cuál es la tendencia detrás de la tendencia que te hace plantar patatas? ¿Por qué no plantas cebollas?

Veréis, eso está gobernado por todas las experiencias que has obtenido en múltiples vidas, que forman lo que llamamos la ley de la atracción. Te sientes atraído por las patatas y no por las cebollas.  Es por eso por lo que prefieres sembrar patatas. Y esto va hacia atrás y hacia atrás a través de las diversas impresiones que tu mente ha ido acumulando. Pero teniendo libre albedrío, puedes cambiar estas tendencias. Por ejemplo, de aquí a Madrid, igual hay cuatro trayectos distintos, pero depende de ti cuál de ellos quieres tomar. Y es así como funciona el karma.

Speak Your Mind

*