El secreto de la felicidad.

Yo doy a mi hijo una educación, y por ello no espero que me cuide cuando sea mayor, lo que estoy haciendo es lo que hicieron por mí.Escorial_4

Mis padres me criaron y me dieron una educación, así que estoy devolviendo eso a mis hijos, estoy pagando esa deuda con mis padres devolviéndoselo a mis hijos. Así es como el mundo marcha, es así como debe ir, sin este tipo de expectativa apegada.

El no apego a las expectativas es el secreto de la felicidad.

Una mujer ama a un hombre, y espera que él la ame como reciprocidad a ese amor, pero si no es así, y el quizá encuentra a otra mujer, entonces ella se siente decepcionada, porque ella tenía expectativas; ella estaba apegada y era dependiente emocional, física y quizá de otro modo. Si no hubiera en primer lugar dependencia, la decepción no llegaría.

Escorial_2

El amor real no sabe del apego, solo sabe de aceptación, aceptación no solo de la persona, sino de cualquier resultado que venga.

Nosotros esperamos determinados resultados, decimos, “pero yo quería que el resultado fuera éste”, y tambien ahí es donde la decepción surge.
Y en este hecho, negamos todas nuestras religiones, lanzamos todas nuestras religiones al mar cuando hacemos esto.

Porque, ¿no es la base de la religión “hágase tu voluntad y no la mía”? , ¿quién soy yo para esperar?, ¿quién soy yo para ordenar?.

Continuar leyendo                                                                                                    Ir al principio

Speak Your Mind

*