Contemplación

Brands & TrendsEn nuestras oraciones decimos: “Padre nuestro que estás en el Cielo”. Para apreciar esto podemos utilizar a Krishna, Cristo, o a Rama.

Cualquier divinidad en la que creas puede utilizarse como punto de concentración. Y así, de una forma simple obtenemos esta concentración y desarrollamos la visualización de nuestro ideal, el Ishta Devata, como se le llama en sánscrito.

visnuRamakrishna, un santo que vivió a finales del siglo pasado, creía en la Madre Kali, una diosa india; su imagen de piedra cobraba vida para él y realmente podía conversar con ella.

Lo que ocurría es que por medio de una intensa concentración, del desarrollo del poder de concentración, (no por medio de la concentración en sí misma, sino por medio del adiestramiento de la atención de uno mismo) la mente es capaz de generar ¡tal fuerza, tal poder!, que podía dar vida a una imagen de piedra. Habréis oído esto mismo relatado por los místicos cristianos; ellos decían “Cristo se me apareció”.

bouquet-de-12-rosas-azules-preservadasAsí, podéis ver que poderosa es la mente y cómo puede cultivarse.

Cómo puede ganar esa profundidad de concentración por la que se alcanza la adecuada contemplación; por la que a su vez cualquier cosa que desee la mente puede conseguirse.

Pero para que el deseo de la mente tome una forma tangible, tiene que haber Yama y Niyama, la pureza de la vida. Y no es sólo una cuestión de creer, es una cuestión de experimentación práctica.

 Continuar leyendo

Speak Your Mind

*