Practicas espirituales: limpiando el carburador.

FURNITURE(1)

Si abres la puerta de tu corazón, más amor se filtrará. Es como conducir un coche, cuando más presiones el acelerador, más se abren los alimentadores del carburador, más gasolina pasa y el coche va más rápido.

http://www.dreamstime.com/stock-photo-jigsaw-puzzle-heart-isolated-white-image43062530Pero si el carburador está sucio y los canales de alimentación no están limpios, no importa cuanto presiones el acelerador, la gasolina no puede pasar a través, y el coche no irá suavemente. Tenemos que limpiar el carburador; nosotros limpiamos el carburador mediante las prácticas espirituales.

Las prácticas espirituales no implican esfuerzo alguno, pero en la ausencia de esfuerzo, se generan ciertos efectos que algunas veces son un poco abrasivos.

Solo raspando, frotando y puliendo la sartén acaba limpia.
El acero más refinado se hace en el fuego más caliente.

meditación-introducción-600x450
En el estado inicial de nuestras prácticas espirituales llegamos a reconocer el bloqueo y la suciedad de nuestro carburador y empezamos a limpiarlo.

Si la limpieza se hace sin comprender, lo encontramos muy desafiante, pero si se recibe el conocimiento adecuado, nuestra actitud sobre el proceso de limpieza cambia: empezamos diciendo que este proceso de limpieza es una condición sine qua non.

El coche de nuestra vida no puede permanecer parado, es su naturaleza y su deber el conducir, se tiene que mover y si no limpiamos el carburador se oxidará.

Continuar leyendo                                                                                         Ir al principio

Speak Your Mind

*