El amor.

Creo que he tenido que haber mencionado antes, que la gente ni siquiera sabe como hacer el amor, realmente no lo saben. Hacen el amor solamente con los cuerpos, y la mente estimula el cuerpo. La gente que es mas física tiene estimulacion física, mientras que otros requieren estimulación psicológica, y por supuesto la mayoría de las veces, la mente y el cuerpo funcionan conjuntamente y a eso le llaman hacer el amor. Eso es blasfemia, eso no es hacer el amor, es hacer lujuria.

El amor, el verdadero hacer el amor viene solamente, cuando el ser interior, el espíritu o el corazón, la mente y el cuerpo quedan totalmente infundidos, y en esa infusión el Poder mayor toma lugar y el cuerpo no es sentido, la mente no es sentida, sólo la Unidad es sentida, y eso viene del corazón, eso es abrir el corazón. Solo estoy utilizando el ejemplo de hacer el amor, pero el mismo principio se puede aplicar a cualquier faceta de la vida.

Y cuando el hombre puede amar de esa forma, entonces ama a través de la Divinidad. Está expresando la Divinidad y ese verdadero hacer el amor se convierte en una meditación.

El propósito de la meditación es integrar la mente, el cuerpo y el espíritu. Y en ese instante, la mente, el cuerpo y el espíritu son experienciados como una unidad, como una totalidad integrada, donde el Amante, el Amado y el Amor se hacen Uno. Eso es amor, eso es amor.

El resto no es sino una preparación para el amor, el resto no es mas que una preparación. Esta es la Experiencia Suprema, ese es el Supremo Gozo del Amor. Y es por eso que decimos que Dios es amor y el amor es Dios.

Continuar leyendo

IFSU

Speak Your Mind

*