“Amar por el hecho de amar”

La mente conoce las necesidades, no el corazón. La mente reconoce la necesidad, podría ser la necesidad de dependencia, podrían ser dependencias emocionales, podrían se dependencias físicas.

Encontramos a gente que está junta durante años debido a dependencias físicas, y ¿qué es sino la mente involucrada con los sentidos o con el ser sensual del hombre?. Eso no es amor, y eso no es abrir el corazón. Eso es jugar trucos con la mente. La mente juega trucos consigo misma sobre si misma, y entonces empezamos a creer que “yo amo”. Puedes creer que amas, pero el amor solo es, no requiere ninguna creencia.

Y así, con las prácticas de meditación vamos más allá de los diversos recovecos de la mente y sentimos esa fuerza en nuestro interior. Sentimos esa fuerza en nuestro interior y el sentimiento es sentido con la mente, pero aún así, la mente en su nivel mas fino, conoce y reconoce esa fuerza y por eso la aprecia.

La gente dice que el amor es ciego y eso es muy cierto, porque el amor no oye, no ve, no piensa. Cuando amas a alguien, dejas de ver los errores de esa persona, porque esa fuerza te llena de tal forma que todos las faltas y fragilidades no se ven. Entonces hay una cierta medida de amor.

Pero cuando no amas a alguien, todas las faltas de una persona se hacen tan grandes, quedan fuera de proporción, no por el corazón sino por la mente. ¿Veis los trucos que jugamos sobre nosotros mismos?.

 

La idea es no pensar sobre el amor, la idea es sentir amor. ¿Cómo siente uno amor?. Es cuando nos llevamos a nosotros mismos a ese estado de inocencia. Ser inocente como un niño y el Reino de los Cielos estará siempre abierto.

Ese es el corazón, ese Reino es el corazón. No el corazón individualizado que ha sido tan distorsionado por nosotros, por los procesos de la mente, donde la mente intenta con muy poco exito limitar al corazón. Y entonces, lo que ocurre en este fallo, que está intentando limitar el corazón, es que los conflictos aparecen, y un conflicto trae mas conflictos, y esto sigue en un circulo vicioso.

Cuando un hombre ama a una mujer o una mujer ama a un hombre en la presencia o en la cercanía uno del otro (muchos de vosotros habréis experimentado esto) la mente no funciona, el cuerpo desaparece, te olvidas que existe, y algo distinto toma lugar en donde eres transportado, te vas. Estás perdido en el amor ahí, estás transportado donde la mente, el pensamiento ha desaparecido, el cuerpo se olvida y solamente está esta cualidad de ser.

Continuar leyendo

IFSU

Speak Your Mind

*